¿Cómo quitar manchas de tomate en la ropa de los más pequeños?

Autor: Trucos de mamás


 En la etapa de crecimiento es cuando los niños tienden más a mancharse. Es un proceso en ocasiones complicado porque hay manchas en la ropa imposibles de quitar. Lo importante para poder acabar con una mancha es no esperar porque de lo contrario resultará un proceso largo y quizás más complicado. Por aquí os dejamos algunos trucos para quitar manchas y salvar lo máximo posible la prenda.

Cómo actuar ante una mancha
La primera idea que se nos viene a la cabeza es limpiarla como sea. Habitualmente acudimos a una servilleta por lo que acabamos extendiendo más la mancha. La alternativa a ello es intentar quitar la salsa con algún cubierto con el fin de intentar no expandir la mancha. Quitar manchas de tomate puede ser una gran odisea por lo que evita a toda costa dañar aún más la superficie de la prenda. Un truco casero y muy recurrente es usar bicarbonato y agua oxigenada, con ambos se crea una pasta que se extiende sobre la mancha durante quince minutos. Otra opción es algún producto más fuerte como Cebralín Quitamanchas. Pero puedes usar cualquiera de las dos opciones.

Trucos para limpiar la mancha
Podemos eliminar la mancha con una esponja y agua fría. Otra opción es recurrir al limón como limpiador de la superficie si se trata de una tela de estampados, en caso de que sea blanco se puede optar por el vinagre blanco. Otro remedio es mezclar el vinagre con un jabón especial para platos. Esta mezcla permitirá que la mancha se suavice mucho más. Es importante revisar la prenda una vez lavada por si acaso la mancha continua. En ocasiones requiere de un segundo lavado para conseguir resultados aceptables. Las manchas de tomate pueden provocar grandes daños en la tela de la prenda.

Evitar el secado artificial
Es muy importante no utilizar una secadora porque eso hará que la mancha se adhiera de una forma mucho más potente si esta aún no ha desaparecido por completo. Para ello es recomendable dejarla secar al sol porque también ayudará al proceso de eliminación de la mancha. También es importante seguir las instrucciones de lavado para obtener un resultado óptimo.

Limpiar manchas de tomate antiguas
Estos casos suelen ser un poco más complejos, pero no imposibles tan solo se necesita un poco de paciencia para acabar con este tipo de manchas. Se puede usar lavavajillas y un hielo para frotar sobre la mancha. Acompaña este proceso con un segundo paso, incluir vinagre blanco para terminar de quitar la mancha. Como podéis ver el vinagre blanco está en casi todos los consejos que damos porque actúa con una gran eficacia sobre este tipo de manchas. También dejaremos que la prenda se seque al sol para comprobar que todo esté bien.

Ahora lo más pequeños y también los mayores podrán disfrutar de cada comida. Las manchas no serán un problema porque por fin se pueden quitar con gran facilidad. Tan solo se necesita actuar siempre que se pueda con rapidez para evitar que el trabajo sea aún mayor. Quitar las manchas de tomate es ahora algo sencillo y fácil. Solo hay que saber qué productos utilizar.