Cómo ahorrar cuando usamos el horno

Autor: El Desván de Vicensi

  No se tu pero yo le doy bastante uso al horno en casa sobre todo en invierno. La verdad es que es un electrodoméstico al que se le puede dar mucho juego.

Pero también es cierto que es uno de los electrodomésticos que más electricidad consume y con el precio que lleva si podemos ahorrar un dinerillo al usarlo mejor que mejor.



Por eso hoy te traigo unos cuantos trucos para que la factura eléctrica no se te dispare, al menos por usar el horno.

No abras la puerta del horno salvo que sea necesario. Cada vez que lo haces se pierde hasta un 20% de calor acumulado en su interior.

Sacale partido y cocina varios alimentos de una sola vez. Selecciona los que necesiten un tiempo similar de horneado para no abrir y cerrar la puerta varias veces.

A la hora de precalentar el horno no te excedas con el tiempo. Ten en cuenta que con encenderlo nos 10 minutos antes será suficiente y si lo que vas a hornear supera la hora, puedes prescindir de él.

Recuerda apagar el horno un poco antes de que termine la cocción del alimento. De esta forma aprovecharas el calor residual para que este termine de hacerse y ahorraras energía.

  Como puedes ver con unos sencillos pasos ahorraras siempre que uses el horno y conseguirás con ello bajar el gasto de tu factura eléctrica. Además todo esto sin renunciar a disfrutar de los suculentos platos que podemos preparar en él.

Aquí te dejo otros trucos para el hogar que te vendrán muy bien para tu día a día.